Texto (castellano)

SINOPSIS

 

La memoria se desvanece y el pasado no es más que un eco en el espacio que lo acogió. Hoy estos ecos se diluyen en un espacio cambiante víctima de la salvaje e irreversíble especulación inmobiliaria. La Costa da Morte está a la venta. Bajo la fachada de prosperidad económica el fenómeno inmobiliario agacha la emigración, la falta de industrias, la desestructuración económica y la especulación perfilando un futuro en el que los pueblos se destartelan y donde se promueve un desprecio total al contorno, un contorno que es el que nos dice quien somos.

 


LA COSTA DA MORTE: UNA URGENCIA ANTROPOLÓGICA.

No sólo las personas mueren, también mueren las ideas, las casas, los sentimientos y en ocasiones mueren los sitios.

La Costa da Morte es hoy por hoy más muerte que nunca. Mueren los peces, mueren los barcos y muere el entorno salvaje y mítico en el que vivió la gente que también está muriendo.

Antes los cambios (en lo que al entorno se refiere) se daban despacito, con tiempo a ser asimilados de tal forma que buscar imagenes del pasado suponía un esfuerzo por recuperar aquella casa que estaba allí o aquel árbol del otro lado. Más adelante los cambios se dieron en el sentido inverso, esta carretera que antes no estaba… pero si algo tiene la Costa da Morte es que aún existen lugares donde el pasado remoto clama por sí mismo, donde la imagen del pasado y del presente son idénticas. En algunas de sus playas y cabos aún se siente así (Cabo Touriñán, Mar do Rostro, Mar de Fora…..)

A día de hoy la imagen del pasado es una visión recurrente el cambio que está a sufrir el entorno es tan radical como veloz y por eso esta imagen es por reciente más potente que nunca.

Siempre se habla de que los gallegos tenemos por definición saudade entendiendo la saudade coma el recuerdo de la tierra de uno. Desde la emigración, existía porque la tierra estaba lejos e inalcanzable pero hoy en día adquiere un nuevo significado: ya es posible sentirla desde la tierra misma.

Gran parte de esto es inevitable como iba a ser posible mantener un mundo arcaico de explicación mítica en la sociedad contemporánea, un mundo de naufragios y piratas del mar lleno de naranjas.[1]

El universo de la Costa da Morte está sufriendo un gran cambio causado por unha urbanización excesiva y sin planificación y ya nunca será el mismo.

Donde ayer eran campos, hoy hay grúas que mañana serán urbanizaciones y campos de golf y donde aún no hay grúas hay constructoras madrileñas trabajando para que las haya.

Toda la costa está siendo negociada, y por primeira vez el fenómeno inmobiliario se está ensañando con ese entorno en su mayoría virgen para estas lides.

La Costa da Morte, ahí radica su encanto y su idiosincrasia siempre tuvo algo de aislado, de atemporalidad. Unas raíces muy fuertes con el pasado que hoy en día se están rompiendo abruptamente.

Este mundo del pasado case extinto aún no lo está de veras y nosotros tenemos la responsabilidad de archivarlo y mantenerlo sinó vivo (no tiene sentido mantener una arcadia feliz huyendo de la realidad) accesible para quien quiera estudiarlo.

Aún hoy en día (aún que parezca extraño) existen testimonios de primera mano que pueden hablar de cuando vieron llegar por primera vez la luz eléctrica y que describen un mundo que por lejano nos parece que tuvo que suceder hace un millón de años. Hay que aplicar una antropología de urgencia por que estos viejos están muriéndose, son pocos y cada vez quedan menos

La Costa da Morte aún hoy vive, vive en la gente que está muriéndose y vive, por poco tiempo, en el entorno salvaje, y cuando no nos quede eso vivirá en fotos que la gente no sabrá interpretar.

La Costa da Morte es una tierra crepuscular y nosotros tenemos la responsabilidad de dedicarle su canto de cisne.

EL PROYECTO COSTA DEFUNTA

El proyecto Costa difunta nace con el interés de relatar la situación actual de la Costa da morte y amplificar los ecos de la historia que aún están presentes.

La potencia ficcional que posée esta zona me llevó a entender que este ánimo no era abordable desde un único documental sinó que merecía ser tratado desde un punto de vista más amplio que permitiese conseguir así un variado catalogo de matices.

A CASA DE LOLA DE ANDRÉS

El primer trabajo de este proyecto global planteado con formato documental es A casa de Lola de Andrés, realizado con una subvención de la Consellería de cultura da Xunta de Galicia.

Si hay un concepto que defina este documental es el concepto de espacio, el espacio como un continente que se habita y que recibe los pedazos de historia que en el se desarrollan, continente también de memoria e identidad.

El primer espacio que se define es Sardiñeiro (ayuntamiento de Finisterre) un pueblo como otros tantos de la Costa da morte pero que para mi tenía un especial interés ya que se trata de mi pueblo. Existe una realidad innegable y es que el desarrollo contemporáneo hace que cada vez más los pueblos pierdan su estructura, su autonomía, su identidad, convirtiéndose cada vez más en una masa que se define o encuentra sentido en función del pueblo cercano más grande. Existen sin embargo multitud de espacios que otrora tuvieron otras funciones sociales mas importantes, que hoy en día se ven transformados o convertidos en algo totalmente diferente.

Un ejemplo de esto es la antigua fragua de Sardiñeiro que allá por los años 40 servía de cine cuando el fotógrafo de la comarca pasaba por allí.

Ese fue el ánimo con el que primeramente se gestó el documental. Su principal interés era recuperar esos espacios que otrora fueron fundamentales.

A pesar de que en un principio la voluntad que guiaba el trabajo era tocar tangencialmente el fenómeno inmobiliario; la potencia de este fenómeno es tan arrebatadora y veloz que acabo devorando la trama de una manera feroz. El documental se hizo metáfora cuando se mostró en vivo y en directo la desaparición de un pedazo del microcosmos de Sardiñeiro: la casa de Lola de Andrés. Esta era una casa que había sido tienda, escuela y centro de reunión para pandereteiras pero ahora en su lugar se deja ver, en toda su ferocidad, un edificio enorme que ha cambiado el paisaje del pueblo para siempre.


[1] Una vez el mar llevó parte del cargamento de naranjas de un barco. El mar estuvo por unos momentos tomado por las naranjas.

 

 

2 thoughts on “Texto (castellano)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s